Es obvio que los esquiadores van a las estaciones de esquí para esquiar, es su motivación primaria, aunque cada vez le dan más importancia a los servicios complementarios, van adquiriendo más protagonismo. Ahora nuestros clientes no consideran únicamente las características habituales del producto o servicio, sino que actúan motivados por la búsqueda de experiencias gratificantes, búsqueda de la variedad e incluso, deseos de pertenencia. Los cambios que se están dando en la sociedad actual significa que debamos estar atentos, intentando dar respuesta a todas las preferencias.

La Restauración es uno de esos servicios que prácticamente todos utilizan, sea para tomar un café, un bocadillo o para comer en un autoservicio o restaurante. Beber y comer son necesidades básicas de las cuales nadie puede escapar y más cuando están unas cuantas horas en un mismo espacio y haciendo ejercicio físico. Las características de este tipo de servicios o atender a sus necesidades reales está llegando a que alguien puede decidirse entre ir a una estación u otra, especialmente entre las que forman parte de un mismo segmento.

Desde hace unos años oímos comentarios como este o similares: “las dos estaciones están bien, pero prefiero ir a la primera ya que la restauración me gusta más…”. Ello determina la cuenta de resultados de cualquier organización.

Incrementar un céntimo en el ratio facturación/esquiadores supone 1.000€ por cada 100.000 esquiadores; incrementarlo 10 céntimos supone 10.000€. Todo ello con el mismo esfuerzo.

RestNeige es la primera consultora de Restauración del mundo dirigida y especializada en estaciones de esquí. El esquí es un negocio diferente al resto, único; su restauración también, con lo que hay que tratarla de manera específica.

Durante muchos años empresas que se dedican a consultorías genéricas intentan mejorar procesos en los centros de esquí, aunque muchas veces con poco éxito –con la mejor de las intenciones por supuesto-. Las variables en una estación de esquí no sólo se incrementan respecto a otros destinos sino que en algunos casos son únicas. Por lo tanto, estrategias o acciones que en otros lugares pueden ser válidos, aquí no lo son. El conocimiento de estas variables y la implantación de métodos que puedan mejorar la cuenta de resultados sólo las conocemos las personas que nos desenvolvemos en el mundo de la nieve.
Llevamos más de 30 años en la restauración en el sector de la nieve. Conocemos a fondo las necesidades y preferencias de vuestros clientes y queremos transmitir todos estos conocimientos para que podáis mejorar vuestros resultados, convirtiendo vuestros esfuerzos en beneficios, sea cual sea la tipología de estación o de establecimientos. Sabemos de las dificultades de una organización de estas características, con lo que no os propondremos acciones u objetivos inalcanzables. Lo hemos vivido ya que hemos sido actores principales y partícipes de los cambios habidos en estos últimos años. Sabemos de lo que hablamos.
Bares o restaurantes ya establecidos; nuevos proyectos para la mejor ubicación, ayudas para que podáis desarrollarlos e implantarlos, nuevos tipos o conceptos de negocio, implantar valiosos indicadores de gestión o incluso gestionarlos, planes de calidad, planes estratégicos, cliente oculto, gestión de los proveedores, optimizar los recursos logísticos, etc. Nuestro compromiso es ayudaros a mejorar para que vuestros clientes confíen siempre en vosotros.